En el vergel están plantados más de un centenar de árboles frutales provenientes del mundo entero. Es un lugar de aclimatación y de experimentación para diversificar la producción agrícola. En los pueblos vecinos siempre cultivan lo mismo (cítricos, plátanos, guayabas, cacao.) Queremos ser un ejemplo de utilización y uso sostenible de la biodiversidad.

En El Jardín de los Sueños tenemos nuestro propio cultivo de café, té y cacao. Su producción asegura el autoconsumo. No habrá cultivo intensivo para negocio.