El espacio «bien estar» se creará en el medio del jardín botánico de dos hectáreas. Estará dividido en grandes temas en cuales podremos descubrir la gran diversidad de la vegetación.

Cada edificio está diseñado para minimizar el impacto de su aplicación en el medio ambiente: Edificio de bambú de las plantaciones locales, zancos, techos verdes, colectores de agua de lluvia, baños ecológicos, muebles hechos a mano

Los visitantes que se alojen en 4 cómodas cabañas independiente con privacidad. Cada una de sus terrazas panorámicas ofrecen un punto de vista para observar la fauna y el atardecer en el dosel.

La casa principal, compuesta de un restaurante y de una sala de descanso será el punto de encuentro para los huéspedes. Se ubicara en el centro del jardín botánico.

Está prevista una sala de yoga para los practicantes de la disciplina, a solas o en grupo.